lunes, 18 de septiembre de 2017

¿Quién revisa los manuscritos de revistas científicas? El ejemplo de Biological Conservation

Origen de los árbitros de la revista Biological Conservation

Los manuscritos que se envían a revistas científicas generalmente son evaluados por los llamados pares - o sea, gente que sabe del tema. Y está dispuesto a hacerlo - y allí empieza el problema. Los revisores o árbitros leen el manuscrito, deciden si el tema es interesante y es abordado de manera correcta, y hacen sugerencias para mejoras. También pueden decir que no tiene remedio, y sugerir un rechazo (cosa que nos pasa a tod@s). Es un trabajo con mucha responsabilidad, pero tedioso y poco reconocido (no se paga ni entra al currículum). Entonces, con todas las presiones que existen en la vida académica, es lógico que las revistas a veces tienen problemas para encontrar buenos árbitros que además hacen el trabajo dentro del tiempo estipulado.

La revista Biological Conservation publicó hace poco un análisis numérico de su proceso de evaluación. Si quieren leer el artículo, se tienen que apurar, porque todavía estará disponible libremente otros tres días, hasta el 21 de septiembre de 2017 (después lo pueden pedir a mí, si no tienen acceso).

Los autores del artículo buscaron patrones y querían ver si algunos factores digamos demográficos influyen en las revisiones. Por ejemplo, existen  ideas que mujeres e investigadores jóvenes aceptan más a invitaciones de arbitraje, que los norteamericanos son más rápidos en hacerlos, y que hombres rechazan más manuscritos que mujeres.

Primero un dato que se debe considerar como autor: la revista Biological Conservation rechaza más de la mitad de los manuscritos recibidos sin siquiera enviarlo a revisión (más o menos 900 de los aproximadamente 1700 que recibe al año). De los 800 manuscritos sobrantes, aproximadamente la mitad, 400, se publican eventualmente.

Usaron datos de dos años y de casi 1600 manuscritos que enviaron a revisar. Se enviaron casi 12000 invitaciones a aproximadamente 6500 posibles revisores. De este universo se seleccionaron al azar 600 manuscritos y se trazó su camino. También obtuvieron datos sobre los revisores: cuándo publicaron su primer artículo, y cuántos publican en promedio al año.

¿Y qué encontraron?
  • Revisores viven principalmente (60%) en países ricos de habla inglesa. Bueno, esto no sorprende.
  • La mayoría de los revisores son hombres que publicaron su primer artículo en promedio 16 años atrás, o sea, son de media carrera. Mujeres solo representaban como un tercio de los revisores, y en promedio eran más jóvenes.
  • Se aceptaron 37% de las invitaciones, así que un editor de la revista tiene que enviar, en promedio, 6.7 invitaciones para llegar a tener los dos revisiones que generalmente se requieren (en una ocasión un editor tuvo que enviar 24!! invitaciones).
  • Había diferencias en las tasas de aceptación de invitaciones - entre los chinos, más que la mitad aceptaron, mientras los del norte de Europa eran particularmente renuentes. Los mexicanos andamos en medio.

Tasas de aceptación de invitaciones a revisar

  • Edad, género, o nivel académico no tuvieron influencias significativas sobre la tasa de aceptación.
  • Es más probable que personas que aceptan una invitación, acepten otra.
  • Las aceptaciones generalmente llegan rápidamente, en menos de una semana. Si es que llegan.
  • Casi todos los que aceptan terminan las revisiones (92%), pero no había patrones geográficos o demográficos.
  • Un poco más de la mitad de los árbitros terminaron su revisión hasta la fecha límite de tres semanas (56%); casi todos se terminaron después de seis semanas (con recordatorios). No había patrones geográficos. Como pueden ver en la gráfica, a todo el mundo les gusta hacer las cosas en el último momento:

Tiempo que se tardan los revisores en días. La línea roja indica la fecha límite de 21 días.

Un punto que sale en la discusión del artículo es que editores utilizan mucho las herramientas como Google Scholar y Researchgate para encontrar árbitros.

Si quieren leer todo el artículo, aquí está la referencia:

Primack, R.B., Maron, M., Campos-Arceiz, A., 2017. Who are our reviewers and how do they review? The profile and work of Biological Conservation reviewers. Biological Conservation 211, 177–182. doi:10.1016/j.biocon.2016.11.039

jueves, 14 de septiembre de 2017

Eventos de orquídeas


Después de un verano muy nutrido de reuniones hongueros, ahora viene la temporada de las orquídeas. Les aviso de cuatro eventos  - primero uno académico, y luego tres para el público en general.

Primero está el IV Encuentro Mexicano de Orquideología, que se llevará a cabo del 11 al 15 de octubre en el Instituto de Biología de la UNAM y en el Museo del Risco, San Angel, Ciudad de México. Pueden encontrar el segundo circular aquí y la página Facebook aquí. Ya pasó la fecha límite para presentar trabajos, pero claro, todavía se puede ir a eschuchar las conferencias o ver los carteles, si todavía hay cupo (parece que hay un límite de 100 personas por lo menos para el día de las conferencias). Cuesta 350 para estudiantes y 600 para otros, pero incluye un lonch y la participación en un taller, según el cupo. Los talleres son sobre el cultivo de orquídeas, micropropagación, extracción, amplificación y secuenciación de ADN y citogenética vegetal. Además, se puede visitar una exposición de orquídeas.



Ya inició una exposición de fotos de plantas epífitas (o sea, las que crecen encima de otras plantas, como muchas orquídeas) en la Facultad de Ciencias de la UNAM. Creo que es la misma exposición que estuvo en la UAM Iztapalapa en Mayo.


Los días 23 y 24 de septiembre, que son sábado y domingo, la UAM organiza la 4ta Feria de Orquídeas. Todavía no está el programa, pero lo podrán ver aquí cuando sale. La sede es el Centro Cultural Casa de las Bombas en Iztapalapa.


Y el siguiente fin de semana podrán asistir a la exposición Orquídeas de otoño Tepoztlán 2017.


miércoles, 13 de septiembre de 2017

¿Algas pueden ser malezas?

Algas atascando a un estanque

Depende de la definición de malezas. Pero, definitivamente pueden ser plantas que son molestas.

Aquí les presento fotos de un pequeño lago artificial que se encuentra en un parque público en Bonn, Alemania. Es un lugar donde la gente pretende andar en lanchas, llevar barquitos de modelos y ver algunos aves acuáticos. Pero, desde hace años, cada verano se hace una espesa sopa de algas que ni siquiera deja que se puedan mover bien los patos y fochas.

Desafortunadamente, cuando planearon el parque no tomaron en cuenta la acumulación paulatina de nutrientes en el lugar; ahora tiene una capa de más de 30 cm en el fondo. Intentan quitar las algas con unas máquinas y manualmente, pero es una lucha no muy exitosa. Lo que se requiere es movimiento del agua, pero esto es dificil porque el parque está ubicado en la ribera del río Rhin.

Así que: al planear estructuras que imitan a la naturaleza, hay que pensar en su biología.

Un lago artificial bastante inútil.

Esfuerzos de combate.

Fochas (Fulica atra) batallando

Puesta del sol sobre el río Rhin.

martes, 12 de septiembre de 2017

Qué me conviene: ¿dormir o apurarme? Sobre la dormancia en semillas

Semillas son plantas en miniatura - tienen una raicita, un tallito y unas hojitas (los cotiledones); estas conforman el embrión. Además traen su itacate (el endospermo, en la mayoría de los casos). Pero, están encerrados en una pared bastante dura y fuerte (la testa).

Esta pared tiene varias funciones. Primero protege a las partes vulnerables físicamente, mientras anda la semilla en el peligroso camino de la planta madre al su lugar de depósito. Protege contra el sol, controla la entrada y salida de agua y gases. Luego, puede tener estructuras que ayudan en la dispersión, como el paracaídas del diente de león, o las barbas de los cadillos. Y finalmente, juega un papel importante en decidir cuándo es el momento apropiado para abrirse y dejar crecer la plantita que lleva adentro - la germinación.

Una plántula de chícharo - en este caso, son los cotiledones que proveen el alimento al brote y a las primeras raices.

Existen semillas que germinan casi de inmediato, a veces incluso sobre la planta madre. Pero, esto es un caso raro. La mayoría no germina hasta que haya las condiciones de temperatura y humedad que se le antojan (y que son diferentes de especie a especie). Estas semillas se llaman latentes.

Un subgrupo de los latentes son los que tienen dormancia: tienen mecanismos adicionales para evitar una germinación a destiempo. A veces tienen que pasar por frío, a veces por un fuego, a veces por el estómago de algún animal, a veces requieren ser expuestas a la luz, a veces tienen que esperar simplemente unos meses. Varía enormemente y hay un gran número de mecanismos fisiológicos que los controla.

Pero, ¿bajo cuales circunstancia le conviene a la semilla dormir primero, y cuándo no?

Se juntaron un gran número de datos de semillas de leguminosas. Relacionaron la existencia y el grado de la dormancia con el tamaño de las semillas, latitud y estacionalidad de las regiones.

Primero encontraron que hay una relación relativamente cercana entre el tamaño de las semillas y los días con condiciones para crecimiento:




Los puntos azules son las semillas que tienen dormancia, los lilas son intermedios y los rojizas no tienen dormancia. El eje Y (el vertical) representa el tamaño y el X (horizontal) el número de horas con temperaturas arriba de 5°C durante el año ("growing degree days" o suma térmica). Se observa claramente que las semillas en regiones con poco tiempo para desarrollarse son 1. pequeñas y 2. tienen más dormancia.

La siguiente gráfica combina un mapa con los lugares donde se hicieron observaciones, con la frecuencia de diferentes clases de peso de semillas (a la izquierda en naranja), la suma térmica que representa la estacionalidad (en verde), la frecuencia de heladas (en azúl) y un indicador de estacionalidad de la base de datos Worldclim (rosa mexicana).

Y sí, a más estacionalidad, más dormancia; en los trópicos y climas más templados y menos variables, semillas más grandes y con menos dormancia.




Ven que en México tenemos una concentración muy alta de semillas no dormantes?



La lección: cuando la vida es azarosa, más vale no invertir demasiado en un solo negocio, y tener una reserva.

La referencia:


Rubio de Casas, R., Willis, C.G., Pearse, W.D., Baskin, C.C., Baskin, J.M., Cavender-Bares, J., 2017. Global biogeography of seed dormancy is determined by seasonality and seed size: a case study in the legumes. New Phytologist 214, 1527–1536.
(está disponible en Researchgate)

lunes, 11 de septiembre de 2017

Herramientas para académic@s: un tutorial sobre las bases de la escritura científica

Escribir artículos científicos es una habilidad que uno aprende poco a poco. No solo implica mucha talacha y múltiples revisiones, sino tambien el aprendizaje de las convenciones, tanto para artículos en general, como para el campo de uno.

Existen múltiples libros y sitios web que ayudan. La mayoría está en inglés, la lengua que se usa principalmente para comunicarse en la ciencia. Pero, también hay en español. Les quiero llamar la atención al hecho que el editorial Springer tiene un tutorial sobre el tema en su página web, en castellano. Es breve, bien estructurado y fácil de entender. Recomiendo una visita sobre todo a los estudiantes de posgrado que están sufriendo con su primer escrito. Pero, también sirve a los que ya tenemos más práctica.

Aquí está la página de entrada:


Y aquí les pongo como ejemplo, los consejos sobre lo que debe contener una discusión y las conclusiones:


Por cierto, la misma página también contiene un tutorial para evaluar manuscritos que nos mandan las revistas a revisión.

Mas herramientas:



viernes, 8 de septiembre de 2017

Resistiendo a terremotos

La pagoda Toji en Kyoto, Japón
Fuente: Wikipedia
Hoy les voy a platicar de unas técnicas que usaron los antiguos asiáticos para hacer edificios altos a prueba de terremotos, como son las pagodas.

Combinaron las características maravillosas de los tallos reforzados de plantas perennes (material también conocida como madera), que son elásticos y muy resistentes mecánicamente, con soportes complejos. Éstas eran hechas para ser igualmente flexibles pero que permiten cierto movimiento de los componentes. Durante este movimiento, absorben parte de la energía del terremoto.

Además, son construidas de tal manera que las diferentes secciones se pueden mover en forma independiente - no se mueven como una vara en el viento, sino más bien como alguien quien está bailando. Así se consigue que el centro de gravedad se quede más o menos en medio.


Los chinos usaron técnicas similares para construir la Ciudad Prohibida, el complejo de palacios de los emperadores. Estos edificios también tienen 600 años de sobrevivir a terremotos. Un modelo resistió terremotos de más de 10 en la escala de Richter - o sea, más que las más fuertes que se conocen.


Parece que ahora se están integrando algunas de estos principios al diseño de edificios modernos. Si ven las sugerencias que hace Youtube al lado de estos videos, pueden ver algunos ejemplos. Wikipedia tiene una página sobre Ingeniería sísmica.

Pero, es otro ejemplo que la naturaleza, si bien quita, también pone la solución. Solo tenemos que estar dispuestos a observar y escuchar.

jueves, 7 de septiembre de 2017

El congreso 2017 de la Sociedad Mexicana de la Ciencia de la Maleza

El congreso anual de la Sociedad Mexicana de la Ciencia de la Maleza (SOMECIMA) se llevará a cabo en Torreón, Coahuila, del 3 al 6 de octubre de 2017. El anfitrión es la Unidad Laguna de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro.

Si quieren participar, se tienen que apurar: la fecha límite para los resumenes es el 11 de septiembre, o sea, el próximo lunes.

Pueden encontrar el programa abajo, junto con la convocatoria y los lineamientos para los resúmenes y extensos. También pueden bajar la convocatoria y los lineamientos en Word.

Por cierto, yo voy a dar una conferencia magistral sobre "El lado amable de las malezas".








miércoles, 6 de septiembre de 2017

Sherardia arvensis, una maleza común en la Sierra Norte de Puebla

Una rubiácea introducida modesta, hasta ahora poco conocida de México, parece ser una arvense común en la Sierra Norte de Puebla. La encontré en abril de 2017, en milpas cerca de Ahuacatlán, pero había en varios lugares de la región. Se llama Sherardia arvensis, rébola en español o blue field madder en inglés. Es una especie de origen europeo, conocido de cereales y frutales, pero ampliamente distribuida en EUA. Como dice el nombre científico, es muy bien adaptada a los campos de cultivo.

Sherardia arvensis, una rubiácea introducida

En México, se ha registrado de la Ciudad de México (por ejemplo, crece en las áreas verdes alrededor de los Institutos de Biología y Ecología en Ciudad Universitaria), del Estado de México, Hidalgo, Tlaxcala y Veracruz. Yo no había visto poblaciones grandes antes de este viaje. De Puebla solo hay una observación en Naturalista, de Zacatlán. Parece que está muy a gusto con el clima húmedo de la Sierra, y es muy abundante.

Sherardia arvensis (con florecitas rosas) y Anagallis arvensis, otra especie introducida (con flores rojas), en una milpa de la región de Ahuacatlán, Sierra Norte de Puebla.

martes, 5 de septiembre de 2017

Batalla malezas-herbicidas, siguiente capítulo

La Washington Post recientemente dedicó un artículo al siguiente capítulo en el cuento de nunca acabar de la lucha entre las plantas que quieren crecer entre los cultivos (aka malezas) y las herbicidas. Muchos de los lectores sabrán que el glifosato, herbicida ampliamente usada en las últimas décadas, está acumulando especies de plantas resistentes, con consecuencias graves:

Especies de plantas resistentes al glifosato (con su nombre común en inglés), con el año del primer registro
Fuente: http://www.weedscience.org/

En los últimos años las empresas de agroquímicos han apostado a un nuevo compuesto, llamado dicamba. Ya existen los primeros reportes de resistencia también. Pero esto no es lo peor: parece que el compuesto, después de ser aplicado, a veces se revolatiza (o sea, no se queda donde se aplicó). Y luego se va von el viento a los terrenos de los vecinos, a bosques o pastizales, y causa daños muy considerables. Vayan a leer el artículo; como siempre, también hay comentarios abajo que son interesantes.




lunes, 4 de septiembre de 2017

E. Mark Engleman, 1936-2017

Mark Engleman en 2005; foto cortesía de Araceli Zavaleta
Este año nos han dejado varios botánicos destacados. Hace poco, desafortunadamente, se fue otro: el Dr. Emil Mark Engleman, profesor-investigador del Colegio de Postgraduados. Creo que hoy, el Día de los Botánicos, es un buen día para recordarlo. Fue uno de los primeros anatomistas de plantas con semilla en México, y como tal dejó escuela, y no solo en México. Entre sus alumnas se encuentran, por ejemplo, Teresa Terrazas y Araceli Zavaleta, Ydelia Sánchez Tinoco, Judith Márquez Guzmán, Eugenia Flores Vindas, Elizabeth Cárdenas, Aida Carrillo, Petra Yáñez y muchos otros.

Falleció el 15 de agosto de 2017 en su casa y en su sueño, después de una enfermedad ya prolongada, a los 81 años de edad. Se retiró en 2005, por razones de salud. La foto que se incluye fue tomada durante la impartición de ultimo curso de Anatomía de Semillas, en julio del 2005, tema del que fue experto internacional.

Mark llegó a México en 1970 y al Colegio de Postgraduados por un invitación del Dr. Kohashi Shibata. Fue de las personas de carácter original que se adaptaron muy bien a la vida en México. Colaboró y ayudó a numerosas personas, en lo académico y en lo personal sin pensar en la recompensa. A mí me dio varios consejos muy acertados cuando recién llegué a la institución.

Una característica sobresaliente era su honestidad y manera de hablar en forma muy directa, pero cortés, independientemente de la persona de quien se tratara, o si llevaba consecuencias negativas para él. Siempre se negaba rotundamente a entrar en los diversos esquemas de “pago por productividad”, sea el SNI o de otros; los consideró una forma de corrupción.

Aparte de sus clases, Anatomía Vegetal, Morfología de Angiospermas y Anatomía de Semillas y la supervisión de estudiantes de tesis, tuvo publicaciones de gran impacto con su contribución sobre la estructura y desarrollo de semillas de plantas mexicanas, en especial de cactáceas. También participó como coordinador del Posgrado en Botánica en 1993-1996, y como miembro de la mesa directiva de la Sociedad Botánica de México en varias ocasiones.

Asistía con regularidad en los congresos y reuniones; en octubre de 2013 se le otorgó la Medalla al Mérito Botánico, por parte de la Sociedad Botánica de México en el XIX Congreso Mexicano de Botánica realizado en Tuxtla Gutiérrez Chiapas. Todavía me recuerdo bien de las discusiones entre él, Efraím Hernández X y otros en las (entonces) reuniones mensuales de la Sociedad Botánica.

La vida termina en algún momento y son bendecidos los que pueden decir que tuvieron una buena vida, compartida con la familia y la sociedad y productiva. Mark fue uno de ellos.

Jehuite regresa

Poro silvestre (Allium ampeloprasum) en la Extremadura, España
Una nota para mis lectores: Jehuite tomó unas vacaciones de verano, pero ahora regresa.

martes, 4 de julio de 2017

Métodos sencillos para evaluar suelos

Como biólogos y botánicos no hacemos suficiente caso a la influencia que tienen los suelos sobre nuestros bichos preferidos. Desafortunadamente todavía hay mucho trabajo sobre vegetación que ni siquiera incluye un solo análisis de suelo; a menudo solo se recita lo que dice el mapa del INEGI, que no realmente es lo apropiado para interpretar los hábitos de las plantas (y de algunos animales). A veces es dificil tener acceso a los recursos de un laboratorio de suelos. Pero, hay muchas características informativas que uno puede observar a simple vista, y que no requiere mayores recursos o laboratorios. Sabiendo cómo.



Les presento una página que me gustó porque explica en forma breve, ilustrada y didáctica varios análisis simples que uno puede hacer en el campo, sin más equipo que los ojos para ver, una libreta (o un iPhone, si quieren), y si acaso un poco de agua, una cubeta, una cinta métrica o una pala.

Aquí algunos ejemplos. Para averiguar la textura, se pueden hacer simples pruebas de la forma cómo se comporta un pedacito de tierra:

Otro dato útil es la profundidad efectiva de raíces:

Y hay más.

Adicionalmente, el sitio enlaza a un manual más completo en pdf, editado por la FAO (todo en español).

lunes, 3 de julio de 2017

Competencias

Hoy asistí - no por primera vez - a un evento en mi institución sobre la famosa educación por competencias. Sin embargo, las conferencias para mi gusto se quedaron en generalidades, pareceres y teorías, como en otras ocasiones (aunque a otros colegas parece que les gustaron).

Lo que más me desconcierta es que nadie presenta datos, y tampoco los encontré buscando literatura, aunque debe haber. Como científica, me gustaría saber:

a) qué es el problema a resolver (y realmente existe este problema? Con datos).
b) la organización de la educación alrededor de las competencia realmente mejora o resuelve este problema? (con datos experimentales, p.ej. educando dos grupos de estudiantes en la misma materia pero con diferentes sistemas)
c) existe una relación positiva entre el esfuerzo adicional que requiere este enfoque y las mejoras observadas? (con datos)
d) no hay maneras más fáciles o exitosos para resolver el problema (suponiendo que existe)? Estoy pensando en mejorar técnicas didácticas o medidas similares.

Así que pido ayuda a aquellos de mis lectores que saben más o que tienen experiencia con este sistema, ya sea como maestro o como alumno. ¿Les puedo pedir sus comentarios abajo?

Esto independientemente de que si es un sistema impuesta de fuera, si es una conspiración neoliberal, etc.

viernes, 16 de junio de 2017

Abejas perfumándose con orquídeas


Vayan a ver un video de la BBC (narrado en inglés) que muestra como unas abejas verdes, muy bonitas y mexicanas juntan aceites aromáticos de orquídeas, para perfumarse. Si, para atraer a las del sexo opuesto ...

La página también cuenta cómo fue que se hizo el video, que fue nada fácil. Se filmó en la Sierra Gorda de Querétaro, con la ayuda de nuestro compañero, el fotógrafo Roberto Pedraza, y varios otros de México. La orquídea en cuestión es Stanhopea.

jueves, 15 de junio de 2017

Conferencia sobre plantas invasoras - EMAPI 2017

He estado viajando - luego les contaré - así que no les avisé con tiempo de la conferencia EMAPI (Ecology and Management of Alien Plant Invasions), que se llevará a cabo en Lisboa, Portugal, del 4 al 8 de septiembre de 2017.

Es una reunión de alto nivel que se lleva a cabo cada dos años en diferentes partes del mundo; esto es la 14a vez. Yo asistí a una hace unos años, y me gustó. Ya cerró la admisión de resúmenes, pero todavía se pueden registrar para la participación.

En el viaje que acabo de hacer visité precisamente a Lisboa, que es una ciudad muy atractiva. Si bien la región Mediterránea no tiene tantos problemas con plantas invasoras como algunas otras regiones del mundo (más bien es la fuente de muchas de las invasoras de otros lados, similar a México), sí tiene algunos. Todavía les voy a presentar más información sobre este tema, pero aquí nada mas para que vean el tamaño del problema, la costa cubierta de Carpobrotus edulis, una suculenta originaria de Sudáfrica:

Carpobrotus edulis cubriendo la costa cerca de Cabo da Roca, Portugal

lunes, 8 de mayo de 2017

La filia del cornezuelo

De Elizabeth Montoya

Los indígenas llamaron huitzmamaxalli a esta leguminosa cuya relación con las hormigas del género Pseudomyrmex fue descrita por primera vez en el siglo XVII por el naturalista Francisco Hernández, quien destacaba que la planta vive asociada con hormigas agresivas que la defienden del exterior.

El cornezuelo (Acacia cornigera).
La interacción biológica entre los individuos de estas dos especies es de tipo mutualista, es decir, resulta en beneficios para ambas. En 1966 el biólogo Daniel H. Janzen publicó un estudio en el que resume los elementos que constituyen esta asociación: la planta proporciona refugio a las hormigas, quienes construyen sus nidos en el interior de las grandes y ahuecadas espinas de Acacia cornigera y al mismo tiempo protegen a la planta contra el ataque de herbívoros.

Las hormigas Pseudomyrmex ferruginea viven en las espinas de Acacia.

Las ramas de Acacia con hormigas presentan una menor proporción de insectos herbívoros (Adaptado de Janzen, 1966).

Otro servicio que las hormigas dan al cornezuelo es la poda constante de la vegetación circundante, eliminando así la competencia para la planta, lo cual se refleja en un mayor crecimiento y supervivencia de la planta.

Las plantas de Acacia con hormigas crecieron más rápido (Adaptado de Janzen, 1966).
El porcentaje de supervivencia es mayor en las plantas con hormigas (Adaptado de Janzen, 1966). 

En 2009 Willmer y colaboradores explican que la planta permite el contacto con ciertos insectos polinizadores (específicamente abejas) controlando selectivamente el ataque de las hormigas y esto lo logra mediante la secreción de ciertas sustancias químicas en las flores que tienen una doble función específica:
          1) repele a las hormigas
          2) atrae a las abejas


Inflorescencias del cornezuelo.
Una vez que las flores fueron polinizadas, la Acacia cesa la producción de esta sustancia repelente/atrayente y las hormigas continúan defendiendo a la planta. Y mientras dura la temporada de polinización, para que las hormigas no pasen hambre Acacia produce un extra de néctar en forma de glóbulos ricos en glucógeno (lípidos y proteínas) que se encuentra disponible en otra parte de la planta, lejos de las inaccesibles flores. Este alimento se conoce como Cuerpos de Belt y son secretados en el ápice de los foliolos.

 
A este tipo de organismos que establecen alguna relación con hormigas se les conoce como mirmecófilas y el significado literal de mirmecofilia es afinidad (o amor) por las hormigas, este término se refiere a una amplia gama de tipos de interacciones planta-hormiga, aunque tradicionalmente se asocia más con interacciones defensivas de la planta por parte de las hormigas.


Acacia cornigera.
¿Dónde hay plantas mirmecófilas?

Un análisis de Ek del Val y Rodolfo Dirzo en 2004 resalta que la distribución de mirmecófilas se concentra en la región ecuatorial. Los autores sugieren que dicha distribución se relaciona con cambios abruptos en la temperatura (a lo largo del día y también a lo largo del año) en las regiones templadas, en las cuales las plantas no podrían proveer alimento de manera permanente a las hormigas y por lo tanto no podría gozar de una defensa constante en el tiempo. Así mismo, este fenómeno es más común en el Nuevo Mundo, donde se encuentra el 53% del total de especies mirmecófila. Una curiosidad es el hecho de que el género de plantas al que pertenece el cornezuelo, Acacia, en Australia no presenta asociaciones con hormigas.
Zonas tropicales en el mundo, se señala el número de especies mirmecófitas por continente (del Val y Dirzo, 2004).
 
Aquí dejo una publicación en National Geographic y un vídeo que se encuentra en Youtube con un poquito más de información sobre esta interesante relación:



Referencias:
del Val, E. y  Dirzo, R. 2004. Mirmecofilia: las plantas con ejército propio. Interciencia 29(12): 673-679.
Janzen, D. H. 1966. Coevolution of mutualism between ants and Acacias in Central America. Evolution 20(3): 249-275.
Willmer, P., Nuttman, C., Raine, N., Stone, G., Pattrick, J., Henson, K., Stillman, P., Potts, S. y Knudsen, J. 2009. Floral volatiles controlling ant behaviour. Functional Ecology 23(5): 888-900.

lunes, 24 de abril de 2017

La historia del nunca acabar - de la taxonomía

A mucha gente le parece misterioso por qué es que los biólogos todavía no conocen a todas las especies que habitan este planeta. Al fin que son "solo" algunos millones, y en algunos grupos, como las plantas superiores, son "solo" algunos cientos de miles, cantidades menores comparados con otros campos de conocimiento o de acumulación de datos.

Me gustó mucho esta infográfica que resume los pasos del proceso de describir una nueva especie. El ejemplo es de insectos, pero es similar para plantas:


La historia del nunca acabar - de la taxonomía. Tomado de Figshare
Autores: Jason Dombroskie y Amanda Roe

El problema básico es encontrar no solo las diferencias entre grupos de bichos, sino las diferencias importantes, lo cual, hasta ahora, requiere el juicio de una persona altamente entrenada. Y hay pocos de ellos, los taxónomos. No se puede automatizar esta búsqueda.

Durante algún tiempo hubo mucho entusiasmo que los datos moleculares y genéticos nos iban a hacer más fácil la división de la diversidad de seres vivos en unidades o especies, incluso hacerla casi automático con la ayuda de algunos algoritmos. Es posible que todavía lleguemos a este nivel. Pero, hasta la fecha resulta que estos datos simplemente son otra herramienta más y que tienen que ser evaluados, ahora por una persona todavía más altamente entrenada (en métodos tanto morfológicos como moleculares).

Así que es una historia del nunca acabar - al menos que algún día tengamos suficientes taxónomos entrenados, lo cual no parece probable. ¿Curioso, no? Cómo los humanos dedicamos muchisimo esfuerzo a desarrollar iPads o tecnología destructiva, pero no queremos apartar para conocer y entender nuestros compañeros de vida, sin los cuales no estaríamos aquí.

lunes, 17 de abril de 2017

Desiertos floridos


Flores en un parque nacional en California (fuente: CNN)

Finalmente llovió en California, EUA - después de una sequía de varios años. Y esto despertó al desierto: parece que este año hay una floración espectacular en algunas regiones, y los periódicos en el país vecino están llenas de fotos de paisajes floridos. Es una atracción turística mayúscula. Da gusto que las plantitas están en las noticias. Abajo les comparto algunos de los sitios que tienen fotos bonitos.

Todavía más abajo inserto algunas fotos de paisajes llenas de flores que podemos disfrutar en México todos los años en otoño. También deberían ser motivo de viajes y turismo, ¿no?


CNN 

Aquí las fotos de México, todos de otoño:

Sclerocarpus uniserialis cubriendo cerros en Guerrero
Cosmos bipinnatus en Tlaxcala
Simsia amplexicaulis y Bidens ferulifolia en Puebla
Argemone platyceras en el Estado de México
Ipomoea tricolor y una compuesta amarilla en la ribera del lago Chapala, Jalisco